norandino texto8

Desde los inicios del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, siempre se ha puntualizado en la importancia que tiene el trabajo encaminado a ayudar a las personas menos favorecidas. La Comunidad de Hermanos del Distrito Lasallista Norandino, trabaja fuertemente por desarrollar proyectos de Misión, que beneficien a nivel espiritual y de acompañamiento, a miles de personas ubicadas en comunidades vulnerables de las tres naciones donde impacta.

mision lasallista norandino

En el Sector Venezuela, un total de 6 comunidades del pueblo de Carora, en el Estado Lara y 10 comunidades del Estado Mérida, recibieron alrededor de 70 misioneros Lasallistas, quienes fueron los encargados de dar una respuesta pastoral de evangelización explícita a través del Servicio Apostólico Lasallista (SAL). Los jóvenes, visitaron las casas para llevar el mensaje de Jesús, además de compartir mediante oraciones, cantos y dinámicas, momentos de fraternidad con los habitantes de estos sectores, en especial con los niños.

En el Sector Ecuador, también se desarrolló la experiencia del SAL en la Semana Mayor, en la cual participaron alrededor de 210 jóvenes de los centros educativos del Sector, distribuidos en 71 comunidades; todos ellos apoyados y acompañados por Hermanos, Hermanas Guadalupanas, postulantes y voluntarios, entre otros.

Dichas actividades se centraron en dos puntos esenciales:

  • Actividades formativas organizadas en las parroquias anfitrionas, previo al envío a las comunidades.
  • Trabajo con grupos de niños/as, jóvenes, adultos y visitas a las familias.

Finalmente, en el Sector Medellín, la experiencia de Misión Lasallista se llevó a cabo en el Municipio de Docordó, situado cerca de la desembocadura del río San Juan, al sur del Departamento del Chocó. Los 18 Misioneros, en su mayoría Postulantes, acompañaron con dedicación y mística a las personas sencillas de pequeños caseríos de poblaciones afros e indígenas, con el objetivo de tomar conciencia de la realidad de pobreza y marginación de la gente del lugar y acompañarlos en la vivencia de la Semana Santa.

De esta manera, el Distrito Lasallista Norandino lleva el Mensaje de Jesús, a través del Carisma de La Salle, a los más necesitados.